Blog

Via-Correagua-San-Silvestre-5

Un total de 4,2 kilómetros de la vía Correagua – San Silvestre – Las Gilces, es atendida por el Gobierno de Manabí, con la colocación de cerca de 5.000 metros cúbicos de sub-base clase 3.

Los trabajos permitirán garantizar el tránsito y que no se afecten las  actividades productivas de las parroquias Crucita de Portoviejo y Charapotó, del cantón Sucre.

Esta vía hace algunos años tuvo capa de DTBS (Doble tratamiento superficial bituminoso), sin embargo, debido a la humedad del suelo y la falta de mantenimiento, se deterioró, explicó Carlos Párraga, residente de la obra del Gobierno de Manabí.

Diego Rivera, subdirector de fiscalización y administrador de contrato de transporte del Gobierno de Manabí, indicó que el año pasado y con maquinaria de feria inclusiva se realizaron trabajos de  reconformación con  material granular existente.

“Hoy hemos iniciado el transporte de sub-base clase 3 para cumplir con el mantenimiento que se requiere, y en el que la entidad provincial invertirá aproximadamente 83 mil dólares en adquisición de material pétreo, servicio de transporte y alquiler de maquinaria”, informó el funcionario.

Pabel Cantos, presidente parroquial de Charapotó, dijo que es muy importante esta intervención del Gobierno de Manabí, ya que esta vía permite la integración de comunidades de su parroquia para  sacar la producción agrícola, especialmente en estos tiempos de pandemia.

 “La vía es un medio para la seguridad alimentaria de las ciudades vecinas. También para las personas de Crucita, Las Gilces, Los Arenales, San Silvestre, que se dedican al eviscerado de pescado y al cultivo de arroz. Por esta vía transitan camiones desde Jama y Pedernales, que traen pescado para el eviscerado en Crucita y luego lo llevan a fábricas de Manta”, explicó el dirigente parroquial.

Para estas tareas se cuenta con un equipo de afirmado motoniveladora , rodillo y tranquero, y luego a medida que avanza la intervención se incluirá una excavadora para la colocación de 800 metros cúbicos de piedra escollera, en tramos donde el río está junto a la vía, y controlar ñ afectaciones por elevación de caudal  en toda la zona arrocera existente.