Blog

Picture 1

El maíz, arroz, y maní que don Calixto Morales cultiva en la propiedad de su difunto suegro ya estaría perdido, de no ser por el agua que recibe a través del sistema de riego Carrizal-Chone fase uno, cuya rehabilitación fue contratada por la Prefectura de Manabí, luego de los daños que sufrió durante el terremoto del año 2016.

“Tengo un mes regando, porque justamente se alzó el invierno y ya tuve que ocupar el agua (del sistema Carrizal-Chone) porque no iba a perder mi dinero”, expresó este agricultor de la parroquia Quiroga del cantón Bolívar, quien dijo sentirse “contento” de mantener sus cultivos en pie gracias al líquido para riego que llega hasta su propiedad.

Pero este es sólo un ejemplo de las bondades de esta obra, que beneficia a 147.950 habitantes de los cantones Bolívar, Tosagua, Junín y Chone.  “Tenemos casi 5.500 hectáreas que se están regando. Es decir que los agricultores tenemos miles de familias que se están beneficiando de este proyecto de riego”, manifestó Regis Moreira, presidente de la veeduría ciudadana que desde hace tres años se mantiene vigilante de este proceso constructivo.

“El contrato principal lo tenemos al cien por ciento y estamos ahora en la fase de liquidación y en proceso de pruebas, con la rehabilitación de 5.800 hectáreas de riego, aproximadamente”, indicó Jorge Chávez, superintendente del proyecto. Informó que a finales de este mes concluirían las obras del contrato complementario para rehabilitar otras 3.300 hectáreas. “El horizonte y objetivo final que tenemos para este proceso de rehabilitación son 9.383 hectáreas”, acotó este representante del consorcio contratista RR&O. 

Este sistema de riego está nuevamente operativo desde noviembre del año 2021. Su rehabilitación se financia con recursos provenientes del Banco de Desarrollo (BDE) y con fondos propios del Gobierno Provincial de Manabí (GPM), con una inversión que bordea los 16 millones de dólares ($15´181.249,85 contrato original y $757.902,32 contrato complementario).

Ir al contenido