Blog

Mitigamos-cambioclimatico-3

Faustino Quirumbay, de 76 años, nació en Manglar Alto, vive hace 60 años en el sitio Las Crucitas de la parroquia Cascol, del cantón Paján, y, junto a otras 60 personas de esta comunidad, es parte del programa de reforestación del Gobierno de Manabí, a través de un vivero temporal.

En este vivero se han sembrado desde el año pasado 7.500 plántulas de especies frutales, maderables, ornamentales e incluso medicinales.

Otra beneficiaria es Merly Intriago, de 47 años. Ella vive en el sector El Tillo de la parroquia Calderón, del cantón Portoviejo, y con su familia ha llevado adelante la siembra de semillas de 6.000 plantas nativas, las que ahora están listas para ser trasplantados en las diferentes comunidades de la parroquia.

También existe el vivero temporal de la parroquia La América, del cantón Jipijapa, donde se cultivan 6.000 plántulas de especies  maderables, frutales y ornamentales.

Son en total 36 viveros implementados en diferentes comunidades y  parroquias de la provincia, con una inversión aproximada 36 mil dólares, para el funcionamiento de los viveros, incluida la infraestructura y materiales, donde, además,  la Prefectura de Manabí entrega semillas, fundas y asistencia técnica  permanentemente.

Por su parte, los GADs  parroquiales donde se dan estos proyectos  aportan con los sitios para la implementación de los viveros y una persona encargada del mismo.