Blog

Represa-Poza-Honda-libre-de-4

Entre los canoeros de Poza Honda existe satisfacción porque ya pueden dedicarse al transporte fluvial sin tener que lidiar con la maleza acuática que cubría el vaso de la represa.

El trabajo conjunto de varias instituciones, entre ellas el Gobierno de Manabí, permitió limpiar una superficie de 200 hectáreas durante dos meses de labores que concluyeron este 1 de julio.

“Ahora ya tenemos como transportar al campesino y también el turista anda contento”, manifestó Nicolás Intriago, miembro de la Asociación de Transporte Fluvial Poza Honda.

ÚNICO MEDIO DE TRANSPORTE.

Los lechuguinos o jacintos de agua, como también se conoce a esta planta, dificultaban el transporte fluvial, afectando a los habitantes de centenares de familias que habitan en las márgenes del embalse, para quienes las canoas son el único medio para salir o llegar a sus comunidades.

“De noche nos llamaban para un flete y no podíamos ir. Incluso, una señora murió en el puerto La Esperanza porque no pudimos avanzar hasta allá, y murió dando a luz”, comentó Intriago. Dijo que ahora las cosas son diferentes y pueden acudir a tiempo cuando los llaman para ir a sacar un enfermo, a mujeres en trabajo de parto, o a mordidos de culebra. “Acudimos contentos porque vamos y venimos rápido”, añadió.

TRABAJO CONJUNTO.

Además del Gobierno Provincial, en convenio con la Empresa Pública del Agua, colaboraron con esta tarea los canoeros y moradores del sector, gobiernos parroquiales de Honorato Vásquez y Ayacucho, y la Municipalidad de Santa Ana.

La Prefectura aportó con cuatro excavadoras, dos de brazo largo y dos de brazo corto con sus respectivos operadores, las cuales se encargaron de extraer la maleza luego de ser evacuada de la represa a través del vertedero. Para esto se ubicaron cuatro barricadas sobre el cauce del río.

“Estamos aquí hoy concluyendo estos trabajos que se prolongaron cuatro semanas más de lo inicialmente previsto, porque se ha limpiado hasta la zona alta de la represa. Con esto garantizamos la libre circulación de los canoeros y se mejora la calidad del agua de la represa para que los cantones que están aguas abajo del río Portoviejo puedan procesarla y potabilizarla”, explicó Wagner García, técnico de la dirección de riego y drenaje de la Prefectura.